Des dizaines de milliers de personnes cherchent à s'inscrire dans des écoles de langues en Espagne. Pour tenter d'améliorer leur niveau et leur employabilité, comme on dit, de nombreux chômeurs se tournent en effet vers ces formations. La demande est telle que ces écoles publiques, qui sont elles-mêmes confrontées à la crise, ont du mal à faire face.

"La crisis económica, que ha dejado a mucha gente en el paro y que quiere aprovechar para mejorar su currículo, junto a su bajo precio (en la mayoría de los casos no llega al euro la hora) combinado con una buena calidad de la enseñanza han provocado una avalancha de solicitudes a la que no se ha podido atender.

Este desbordamiento coincide con un recorte de medios en algunas regiones. Las complicaciones derivaron, en opinión de Pilar Díaz, presidenta de la federación de asociaciones de profesores, de un decreto del ministerio de 2006 tan flexible, que no hay una gestión común. La oferta de Árabe supone ocho cursos en Madrid, frente a cinco en Andalucía, por ejemplo. Y los certificados no se convalidan entre comunidades; cada Gobierno autónomo gestiona el tijeretazo como quiere."

Région par région, El País rend compte de cette situation.

Lire l'article

Source : El País, 17/10/11